El proceso de reconocernos: menstruar es un acto político

ARTÍCULO. Sobre menstruar, sobre la sangre que nos parió. Consejos y reflexiones pequeñitas para gente muy grande, por Celia Asencio Bonilla.

IMG_20200509_153245
Ilustración por Celia Asencio Bonilla

Menstruar es un acto político. Es un acto nuestro, de nosotras, donde reconocemos nuestro cuerpo y nuestros ciclos, donde empieza todo, donde sanamos muchas cosas. Menstruar es mucho más que sangrar, es adivinarnos y sentirnos nosotras mismas, saber cómo lo hacemos y qué nos dice nuestro cuerpo, escucharnos y comprendernos.

Menstruar, sí, es una revolución del cuerpo, donde no prestarnos atención conlleva muchas cosas: desajustes, dolores, enfermedades… Etc. Conlleva que nos olvidemos, que nos sintamos perdidas. Desde el sistema, nadie nos ha enseñado cómo menstruar y cómo hacer caso a nuestro cuerpo, nadie nos ha dado ese espacio de reflexión, de aliento, de pausa. Producir, estar siempre al tanto, activas, y dentro del estrés del trabajo y de la casa, nos hace alejarnos de nuestros ciclos, nuestras fases, nuestro yo interior, de nuestras necesidades.

Compaginarlo todo es complicado. Yo misma lo sé, lo experimento cada día, ¡cuánto dolor he pasado siempre al menstruar! Ese dolor que te obliga a tomarte una pastillita, porque si no, sólo estás de sofá y manta. Peli y soledad. Ahí es cuando acudes a ti más que nunca, cuando te necesitas para ti, sin nada más, para sanarte y recomponerte. Pero lo cierto, es que hay otros caminos que nos pueden ayudar a aliviar ese dolor. Existe un camino de compartirnos, de experimentar nuestra experiencia menstrual con otres, de comprendernos, de reflexionar qué nos pasa y meditarlo. Darle el tiempo que necesita a nuestro cuerpo para poder organizarse, es el primer pasito.

Olvidarnos de nosotras no es la opción, cuídate y mímate. Busca dentro de ti y quiérete. Ya nos hemos olvidado bastante de nosotras sin apenas educación sexual sobre nuestro cuerpo, nuestras lunas y sistema floral. Ahora es el tiempo de revolucionarse contra este sistema desigual y materialista, para descubrir nuestra feminidad. Nunca nos contaron que menstruar era político y revolucionario. Ahora sabemos que nuestro cuerpo es complejo, pero hermoso y sororo.

¿Cómo te sientes tú? 

Comenta abajito y cuéntanos tu experiencia.

En este enlace, si pinchas, verás unos pódcats de Spotfy muy reveladores para nosotras.

 

Autora: Celia Asencio Bonilla, podrás ver mi perfil en ¿por qué La Desmadrá?

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s